Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

CULTURA MATERIAL Y PREEMINENCIA DE LA PRODUCCIÓN EN EL PENSAMIENTO ARQUEOLÓGICO DEL SIGLO XX

En 1919, V. Lenin fundaba en Moscú el Instituto de Historia de la Cultura Material de la Academia de las Ciencias de Rusia, creando una noción (Cultura Material) que haría fortuna en el futuro y que parecía concretar aquello que Marx llamó de forma más vaga y menos comprometida "condiciones materiales de vida" de las sociedades. El Instituto de Cultura Material de la Academia Polaca de las Ciencias se creó en Varsovia en 1953 bajo la misma inspiración. Como sucedió con su homólogo soviético, estuvo formado fundamentalmente por arqueólogos, quienes encontraron en el binomio "Cultura Material" una sencilla manera de referirse al objeto material (valga la redundancia) de su disciplina. No es extraño que los arqueólogos marxistas italianos, por poco prosoviéticos que se sintiesen, acogieran esta expresión como un hallazgo y como una reivindicación, elevada por la maestría de A. Carandini a todo un programa de trabajo que él sintetizó en su conocida obra "Arqueología y Cultura Material" (1975). De una forma un poco hegeliana, puede decirse, sin embargo, que la contradicción habitaba en el seno de tan feliz hallazgo conceptual desde el momento mismo de su nacimiento. Aunque la noción de Cultura Material tenía, como quiso Carandini, la virtualidad de articular y hacer comprensible la Historia de las masas trayéndolas al frente de escena de la evolución histórica, esto podía verificarse en verdad en dos situaciones bien opuestas: o bien la Cultura Material quedaba reducida a una mera "ilustración" de la forma que en cada momento tomaban las relaciones o los modos de producción, o bien la Cultura Material, tomada en sí misma, podía contar una historia por derecho propio, no necesariamente coincidente o paralela a los constructos teóricos de la evolución social propuestos por el marxismo militante que la trajo al primer plano. Y aparentemente, era más propia de la Arqueología esta segunda opción. La arqueología polaca fue tan consciente de esto (aunque nunca lo formuló de forma explícita) que acabó buscando una solución aparente: la Cultura Material podía seguir formando parte de una arqueología "científica" al modo socialista siempre y cuando se la dejara reducida a los "productos del trabajo humano". Es decir, en cuanto se pensase su estudio como coincidente con una Arqueología de la producción que fue la que, efectivamente, la escuela italiana empezó a desarrollar con gran fortuna y mayor ahínco a partir de los años setenta. Esta es la razón por la que Cultura Material y Arqueología de la Producción aparecen a menudo como expresiones íntimamente relacionadas. Sin embargo, todo el trabajo sobre los significados y las identidades del simbolismo, el neomarxismo y la arqueología crítica posterior ha acabado sugiriendo (por la vía de los hechos) que esta asociación casi exclusiva y unívoca entre Arqueología de la producción y Cultura Material es probable que deba ser olvidada para siempre

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: